Quiénes somos

Desde pequeña me fascinaba coleccionar libretas, bolígrafos, gomas y toda clase de material de papelería y llevarlo todo conjuntado al cole. El hecho de que mi padre tuviera una librería-papelería tuvo algo que ver. Disfrutaba como una loca recorriendo pasillos toqueteando todo lo que me encontraba y cada vez que llegaba alguna novedad que pudiera añadir a mi colección no podía resistir poner ojitos tipo gato de Shrek para hacerme con una.

 El caso es que crecí sin dejar de lado esta afición, estudié arquitectura lo que ayudó a potenciar mi creatividad y a hacer un gran desembolso cada curso en la papelería técnica de la facultad, donde me perdía entre tantos materiales de colores. Al finalizar mis estudios estuve un tiempo trabajando en China, fábrica de infinidad de cosas cuquis donde empezó a crecer en mi una idea que terminó de coger forma cuando, de vuelta a España conocí el maravilloso mundo del scrapbooking. ¿Por qué no ampliar el negocio que fundó mi padre adentrándome en el mundillo del scrap?

 La filosofía de mi proyecto era muy sencilla, hacer el scrapbooking accesible a más gente. ¿Cómo? Vendiendo marcas blancas, de gran calidad pero con precios más accesibles. Empecé mi andadura en junio de 2014 con mucha incertidumbre pero con gran ilusión y aquí sigo trabajando mucho para daros cada día un mejor servicio.

 Gracias a todos los que me apoyasteis en esta empresa sobre todo a ti, Enrique que me diste el empujoncito que me faltaba para liarme la manta a la cabeza. A los que estáis aquí desde el principio y a los que acabáis de llegar, a todos, gracias por confiar en Papelillos.